Entradas

La contra-revolución permanente, la gestión empresarial de las revueltas populares

Imagen
En una noche de octubre de 1985 dos estadounidenses, Douglas Johnson y Jack Mangoven, se cruzan en Sao Paulo y deciden cenar juntos. Los dos hombres se conocían por haber combatidos en bandos opuestos pocos años antes, durante la campaña internacional de boicot a Nestlé que denunciaba a la multinacional entre otros por inundar África de leche en polvo provocando malnutrición y muerte de miles de bebes.

Charla a un año del primer acto de los Chalecos Amarillos– Librería Sudeste

Imagen
Después de un año de movilización de los Chalecos y de represión estatal, el sorprendente movimiento francés permite entender algunos aspectos de las sublevaciones populares que esperanzan el mundo actualmente. Es también muy evidente mismos métodos de represión (policial, judicial y mediática) con distintos niveles de violencia según los países actualmente en lucha. Nos juntamos este domingo a partir de las 20h en la avenida Corrientes, 1773 delante de la liberaría Sudeste (es la “noche de las librerías”). Se podrá comprar mi ensayo publicado en mayo, que pretende ofrecer algunas llaves de entendimiento del fenómeno francés, que pueden bajar acá (cliqueando sobre la tapa):

Francia fluorescente- Informe dominguero

Imagen
El misterio de los medios tuertos. Parece un milagro, después de dos meses de represión que alcanzó un nivel inédito y cantidad de personas que perdieron un ojo por el impacto de las balas de goma policiales, medios dominantes recuperaron la vista y de repente hablan de “violencia policial”. Fuera de la ironía, es una verdadera pregunta: ¿por qué medios que transmiten –a un nivel también inédito- la propaganda gubernamental y policial empiezan a dar cuenta de los decenas de heridas de por vida y las centenares de heridas graves que sufrieron lxs manifestantes cuando el gobierno sigue negando?
Varias explicaciones posibles. Una es que algunas encuestas muestran que la población ya descree en su gran mayoría los principales medios dominantes. Entonces, quizás haya una voluntad de esos medios de reconstruir un poco de credibilidad perdida para seguir teniendo algún peso (seria una cuestión de sobrevivencia de sus intereses ya que al perder toda credibilidad también pierden el poder que t…

Francia fluorencete Informe dominguero

Imagen
La noticia de la novena jornada (sábado 13 de enero) de movilización ha sido que no hubo muerto, es tan así que los noticieros titularon todos “más gente, menos violencia”. Cuando hablan de “menos violencia” hay que entender que hubo menos vidrieras o puertas de ministerios rotas, no que haya menos gas lacrimógenos y heridos por balas de goma. Esos títulos casi sorprendidos por la “violencia menor” se entienden en vista de las múltiples provocaciones gubernamentales con ministros y presidente insultando a la gente toda la semana, sin hablar de un ex ministro llamando directamente a disparar con plomo (supuestamente es prohibido llamar públicamente a asesinatos, pero obviamente no ha sido molestado por eso). Lo que no dijeron esos noticieros es que muchos Chalecos Amarillos aceptaron por primera vez de negociar los recorridos de la manifestaciones (en Francia, el Estado autoriza las manifestaciones, y por lo tanto el sindicato o la organización tiene que negociar su recorrido previamen…

El gobierno francés, la secta de los ultras

Imagen
“El nivel de violencia somos nosotros quienes le fijamos” confirma un jefe de policía (en una entrevista con un sociólogo). La estructura gubernamental francesa –autoritaria y monárquica- conlleva una doctrina policial más de confrontación que de conciliación con la población. Eso explica en parte que un movimiento inicialmente muy poco combativo, de reclamos básicos más que de critica radical, pueda convertirse en cuasi insurreccional. Sea por las reivendicaciones o por su sociología, los Gilets Jaunes se hubieran fácilmente convertido en otro 5 Estrellas (cosa que aún puede suceder, desgraciadamente) pero la rigidez del poder francés le lleva a otro lugar desconocido.
Por el momento sin embargo, la radicalización se nota mucho más del lado del gobierno que en la calle. Los ministros y los medios dominantes dejaron de fingir cualquier republicanismo consensual y aparecen en su crudo sectarismo de casta. Ellos en contra del mundo, ellos con su Verdad, los demás enemigos que hay reduci…

Chalecos y Extrema-derecha I & II

Imagen
30 de diciembre

Desde el principio, e incluso antes del principio, de los Chalecos Amarillos hay denuncias proveniente de las izquierdas y del gobierno por la participación de la extrema derecha en el movimiento. No es que no exista el problema, los insultos racistas, homofóbicos, sexistas etc. son innegables, es que el problema esta muy mal plantado. Es evidente que cualquier movimiento popular en la Europa actual es necesariamente atravesado por expresiones y sentimientos ultra-derechistas, no en vano domina este discurso desde más de 30 años (en el caso francés precisamente).
Quedarse ahí, en la pura denuncia, y apartarse seria un poco como si un revolucionario del 1789 dijera “miren, chicxs, acá veo gente que aún le quiere al rey, yo no me meto”. Quedarse en esa denuncia seria cegarse sobre los posibles que se abren en una situación insurreccional. Peor aún esa denuncia impide ver la amplitud real del problema de la extrema derecha que no se limita a Le Pen y los ultras (de derech…

Informe dominguero, 6 de enero

Imagen
Desde unas dos o tres semanas, los Gilets Jaunes consensuaron una reivindicación constitucional que, según dicen, permitiría dar poder al pueblo. Es decir que hace ya un rato que la sublevación no es contra de un impuesto, sino por una demanda política estructural (es por eso que los periódicos que siguen diciendo que es una revuelta en contra de un impuesto no entienden nada, y van anunciando cada semana que ya esta agotado el movimiento – o fingen creerlo-). Esa medida consensual seria la posibilidad de convocar referéndums de muchos índoles (revocatorios, de iniciativas, …). Si bien a mi me parece un poco ilusorio esa creencia en que le voto lo solucionara todo (cuando más del 90% de los medios pertenecen a un puñal de oligarcas quienes están en posición de imponer los temas que les cante), lo cierto es que asistimos a una politización de toda una población que lleva años o decenas de años sin opinar, sin opinión, solo disgustada por el triste espectáculo del cinismo de los politiq…